Archivo del sitio

La Seguridad Social saca otros 8.700 millones del Fondo de Reserva

Es la mayor cantidad de dinero utilizada hasta ahora por el Gobierno para pagar las pensiones y deja la ‘hucha’ con 25.176 millones

MANUEL V. GÓMEZ

Madrid 1 JUL 2016 – 22:10

http://economia.elpais.com/economia/2016/07/01/actualidad/1467388367_280629.html

 

Anuncios

“IN VIGILANDO” A LO “PRO BRITÁNICA”

granados-aguirre--575x323

 

Unos dicen ¡qué cansancio!, otros ¡qué trauma!, otros ¡me duele el reuma cervical de tanto contemplar este desfile!, que es algo así como que a uno le duela España pero no en el alma sino en los huesos, y no la España del 98, sino la del pelotazo postmoderno por todo el ángulo de la escuadra.
Que en esto de “in vigilando” la pasta pública, por mucho que cambien de entrenador, títere del IBEX, monarca simbólico, o dimita para volver al día siguiente sucediéndose a sí mismo el cotarro en persona, el banquillo sigue a lo suyo. De juerga en juerga. Y de saqueo en saqueo.

¡Qué cruz!

Otros dicen ¡ha llegado el invierno! y las hojas del otoño se caen con las botas puestas y sus flores vírgenes.
Que es como recibir una recesión sin que la anterior haya despachado aún a todos sus muertos. Prudencia para no confundir cadáveres con recién nacidos, o dimitidos con resucitados, o terceras vías con las mismas vías de agua, inundación y naufragio. Porque anda ya todo revuelto y sin estaciones donde apearse.

Dígame, ilustre dormido, que la vida es sueño ¿con qué estafa se despereza usted mejor? ¿Con la que aún no se ha ido o con la que ya se ve llegar pisando fuerte?
Que digo yo, sí el retraso en la edad de jubilación no será para sincronizar el fin de la crisis con el  propio fin de nuestro trayecto vital, y la victoria final con la resurrección de la carne. Muerto el perro se acabó la rabia. Y muerto el solicitante de empleo, se acabó el paro. Que el premio a tanta paciencia, como en los viejos tiempos, está en el más allá.

Nuestra clase política, que no es capaz de denunciar y resolver estafas (estructurales), ha de ser capaz por lo menos de inventar palabras que las maquillen. Ahora estamos con “in vigilando”, un intento de evitar lo penal carcelario con el sacrificio (teatral) de lo político. Pero aún no de lo ideológico.
Se van quemando barcos, pero el tesoro no se suelta ni la pasta se devuelve.

Nuestra catarsis, permítanme lo diga sin rencor, dura ya más de una legislatura, y sin embargo seguimos esperando que el somnoliento (y aburrido) colega de Freud nos deshipnotice y despierte, y extraiga la piedra de nuestra locura, el verdadero ello enquistado en nuestra mentira oficial, que contempla el mundo a través de un embudo: como la epopeya del 1% y la servidumbre del resto insignificante.

La mentira y su verdad reprimida causa neurosis en el individuo de andar por casa o a través de la oficina, pero en un conjunto de individuos constituido en país, o en un conjunto de naciones reducido a supermercado, causa la ruina de toda una civilización. ¿Y no era esto lo que queríamos salvar, la “civilización”, con la patada final al muro inhóspito de Berlín?

Y aquí es donde llegamos al origen de todo: a la doctrina.
Porque cuando la doctrina no es sana, los frutos no pueden ser saludables. Obvio es que los frutos no son saludables… ergo…

¡Puro empirismo!
Empirismo a lo “pro británico”, del tiempo de Francis Bacon y no del tiempo de Margaret Thatcher. De cartabón y regla. De saber contar con los dedos.
Por eso Aguirre incurre en contradicción al culparse de “in vigilante” y alabarse de “pro británica”, en su calculada e insincera rueda de prensa. Pues la esencia de lo pro británico -en el sentido thatcheriano en que ella lo invoca y representa- consiste en “in vigilar” a los golfos y reprimir a los que no lo son.
Y esto no es ciencia aritmética, es doctrina. Esto es de manual y evangelio de los neo libertarios, ácratas del Estado social, solidario y de derecho. Antisistemas de la civilización conseguida con sangre, sudor y lágrimas, por unos abuelos que no nos merecemos.

Y en eso consiste la amenaza del “brexit” anglo-financiero de Cameron, mejor tolerado y consentido que el “grexit” de la democracia griega: los dueños del cotarro y su City quieren seguir “in vigilando”, mangoneando, y sobre todo que los dormidos no despierten. Por eso tantos tratados que nos tratan de esclavos, se firman a oscuras y de noche.

 

UNA CATA EN EL MELÓN INSTITUCIONAL

La corrupción puede ser programada, a salto de mata, un accidente, un acto de voluntad, una invitación, una mancha, una medalla, un pecado, un delito, un signo de distinción, una lacra, un lubricante, una rémora, un rito de iniciación, una droga, un estigma, un baldón, una tarjeta de visita, un vicio, un oficio, una atmósfera, una costumbre…
Todo depende de quien opine.
Pero los interlocutores “grabados” (en su quehacer diario) de la operación Púnica lo tenían claro: el que no es corrupto es gilipollas.

En todo caso es siempre (y resumiendo) una catástrofe y un cáncer. Quizás el peor que puede asolar a un país o a una época, y del que es difícil salir entero y sin grandes cicatrices, si es que el país en cuestión logra salir vivo. Lee el resto de esta entrada

UN CHISTE MALO

bumeran-300x300

Intentando superar el ámbito fantasmal de las palabras auto-definitorias (derecha, izquierda, centro) y pisando el terreno firme de las acciones y los hechos, hay que reconocer que la afirmación de que el PSOE es un partido de izquierdas y radical, es un chiste malo. Ese chiste lo cuenta Rajoy, que como todo el mundo sabe es un presidente con muy poca gracia.

El PP sigue sin percatarse de que la intoxicación mediática y la tomadura de pelo al ciudadano (cada vez más expectante y alerta), es cuestión de dosis. Y si te pasas de dosis y proporción, la maniobra tiene un efecto boomerang.

Y como no se enteran, siguen en esa estrategia mendaz, convencidos de que al personal criado a los pechos de la tele basura, es fácil venderle estos mensajes machacones y endosarle esos paquetes turbios.

¿El PSOE, de izquierdas? ¿Y radical?
Y claro, el PSOE encantado de que a estas alturas de la película se le consideré un partido de izquierdas, que no es precisamente una cuestión de siglas ni de banderita en la solapa. Una publicidad que le sale gratis y paga el PP.

Evidentemente, el PP tiene un problema de comunicación y estrategia.

Claro que luego va la contraparte, y a través del comité de expertos encabezado por Jordi Sevilla, viene a afirmar que el PSOE no va a dar miedo a los dueños de la plutocracia. No hace falta ser experto para esa conclusión. Y solo sirve para hacer los coros a Rajoy y seguir la estela del chiste presidencial.

En sintonía convergente (como era de esperar) con Rita Barberá cuando afirma que el dinero es cobarde y prefiere el centro, el cotarro, el soborno, el chanchullo y la corrupción, y que el interés del ciudadano y del currante no debe tener más peso que el estrictamente necesario para cubrir las apariencias. Que ese es el cambalache que rige el mundo.
Y todo así, en plan club de la comedia. Policía bueno, policía malo.

De hecho, los únicos que deben tener miedo del PSOE (que reformó el artículo 135 de la Constitución e incubó las privatizaciones, incluida sanidad) son los ciudadanos soberanos y los trabajadores honestos. No los plutócratas, para los que el PSOE es la “izquierda ideal”.

En resumen, que unos y otros siguen coincidiendo en la misma película, que se proyecta apta para todos los públicos en el cine Centro. Co-guionistas de este cuento.

Afirmar sin reírse que el PSOE es de izquierdas y radical es como sostener sin llorar que Esperanza Aguirre y su colega Rajoy son de centro. La “centralidad” pura y sobre todo dura.

Que los promotores y consentidores (fríos e indiferentes) del hambre infantil y los desahucios, son tibios moderados. Que los defensores ardientes, radicales y fanatizados de las privatizaciones, son socialdemócratas humanistas, socialistas y obreros. Que los ideólogos de la educación y sanidad como lujo, son héroes de la libertad.

Cifuentes de Madrid presume haber espabilado y puestas las antenas en onda, declara haber captado el mensaje. Enmendarse es de sabios.
Pero no basta parar las privatizaciones, como no basta a veces parar una hemorragia. Hay que recuperar lo perdido.

¿Seguirá el PP esa senda estratégica, reconociendo los enormes daños de su política y reparando el mal causado, o será un disfraz de moderación para, superado el apretón de las elecciones, volver a hacer de las suyas tal como sus colegas de la derecha radical europea le exigen?

Fácil no lo tiene.
Que los ladrones devuelvan el dinero, que los discos duros de Bárcenas resuciten de su muerte traumática, que los sobresueldos y mordidas salgan a la luz, que lo saqueado y privatizado vuelva al patrimonio público, es un mal trago incluso para los más desahogados.

Y a otro nivel, para ser una “izquierda” creíble (y sobra con ello lo de “radical”) hay que hacer una reforma de las reformas. Reformar la reforma del artículo 135. Recuperar el control soberano y social de los sectores estratégicos. Blindar la sanidad y la educación, y no la jubilación dorada de los golfos.

Y también aquí hay que devolver el dinero robado.

RESCATANDO ESTAFADORES

trilerosCRISIS FINANCIERA/MANIFESTACION

El Estado recupera solo el 5% de los 53.553 millones en ayudas inyectadas a la banca

http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/61675-el-estado-recupera-solo-el-5-de-los-53-553-millones-en-ayudas-inyectadas-a-la-banca#

EVIDENCIAS Y CAMUFLAJE

el-roto-propaganda manipulacion_informativa1

Una de las líneas de acción por las que este gobierno pasara a la historia es por el sistemático tele lavado de cerebro. Nunca una técnica tan goebbeliana e hiperbórea había sido utilizada con tanta profusión e indiferencia, y a la vez, de manera tan rancia y torpe.
Es lo que tiene la borrachera de poder y su resaca de impunidad.

Cuando los dioses quieren castigarnos… nos envían tele predicadores y mayorías absolutas. Y si lo que quieren es perdernos definitivamente o volvernos locos, nos conceden bipartidismo y alternancia, esa corrupción y pacto bipolar que ha dejado a España hecha unos zorros para los próximos decenios de deuda impagable.

No sin razón se dijo que los extremos se tocan, de ahí que salvo en el evangelio trasmitido, las homilías y tele predicaciones de telecospedal y radio-PP, se parezcan mucho a las tele predicaciones de Chávez y Maduro. Que son (ambas y al alimón) de un “absolutismo” rayano en lo primitivo, y de un gusto hundido en lo chabacano.
Si lo pensamos bien, son extremos que no sólo se tocan sino que se necesitan. Es bueno para el “negocio”.

Una de las técnicas rituales de semejantes ceremonias de la confusión es la reiteración. Esto es casi de manual de catequesis.

De ahí que ante la indudable forma y raigambre que iba tomando el concepto “casta” en el sincero y escarmentado sentir de los españoles, se diera la consigna de desprestigiar el término, por más que la experiencia cotidiana y el chanchullo de cada día abogara por su corrección y oportunidad.

Responde esto a una tradición muy nuestra, que consiste en matar al mensajero o en negar la realidad borrándola del mapa lingüístico.
Pero como la realidad concreta y palpable no por ello deja de ser evidente hasta para los más distraídos, muchos españoles han desarrollado una extraña habilidad perceptiva, un sexto sentido, que les hace buscar precisamente las noticias que no aparecen y la información que se oculta. Porque esas son las buenas.

Algo parecido a lo que ocurría con el ÍNDICE de libros prohibidos (Index Librorum Prohibitorum) de la iglesia católica, donde muchos sabían que se recopilaba la antología de lo mejor y más interesante.

Si Voltaire hubiera querido introducir el concepto “casta española” (acepción político-financiera) en su famoso Diccionario Filosófico, no dudo que habría traído a colación, como botón de muestra, el caso Rato-Montoro, en torno a la amnistía fiscal entre amigotes y el lavado de cara de “delitos decentes”, aliñado todo ello con el silencio estruendoso de gobiernos colegas.

O si hubiera tratado de la “casta europea” en general, habría echado mano del doblete Rato-FMI, que pone la ética política europea al nivel de las letrinas.

Se comenta hoy que Rato blanqueó dinero (lo cual supone delitos) cuando presidía el FMI. Ese mismo FMI al que PP y PSOE obedecen y adoran con solicitud beatífica, como máximo exponente de la virtud cívica y ciudadana, y como sumo sacerdote de lo inefable.

Unos se camuflan en el FMI (o el FMI se camufla a través de ellos), y otros se camuflan detrás de los interventores. Sepulcros blanqueados.

Es conocido por otra parte, que cuando Goldman Sachs en Europa asesoró al gobierno conservador griego de Karamanlis sobre como falsear las cuentas (para castigo inmerecido y pena indeleble del pueblo griego llano), Draghi estaba detrás.

¿Se dan cuenta que siempre nos encontramos con los mismos personajes?

Lobbistas pluriempleados.

El mismo Draghi que ahora recomienda inyectar más austeridades en el famélico cuerpo de los vapuleados españoles de a pie, para inyectar más riqueza en los enriquecidos estafadores de siempre, fue el mismo que estafó y saqueó al pueblo griego.

Ahora bien, los culpables son los que hablan de ello: es decir, los “antisistema”.
Que son, para más información de ustedes, los que no salen en la tele-divina.

CIUDADANOS ADULTOS Y HÉROES ABUELOS (recuperando artículo)

En realidad un ciudadano adulto es aquel que tiene memoria, no en forma de rencor, sino en forma de ajuste de cuentas, que suena mas matemático. No se trata de poner las tripas sobre la mesa, sino de echar la cuenta de la vieja.

Así como los gobiernos tecnócratas, troikas, premios Carlos V, y demás archiperres mecánicos, saben ajustar sus cuentas por derroteros extraños y con un par de pelotas de acero, es decir, endosando la deuda de la estafa a los estafados (que ya tiene mérito la jeta metálica que le echan), los ciudadanos aspirantes también debieran esforzarse un poco, y proceder por razones aritméticas a depositar en urna las hostias correspondientes a esas caricias.

Esto que parece de Perogrullo, no siempre es así, entre otras razones porque no todos los ciudadanos se aplican al noble arte de abrir los ojos y obrar en consecuencia. Y además, la velocidad de los tiempos tiene distraída la inteligencia y desvaída la memoria.

¿Cómo se construye un silogismo?

Con premisas, inferencia, y conclusión.

En esto nos llevan ventaja los abuelos, que tienen mas trabajada la biografía, aposentado el espíritu, y la vista entrenada y trufada de recuerdos. Pero por lo general están arrinconados, y solo recuperados como canguros, o en último extremo, reciclados como sostenedores pensionistas de la pobreza familiar.

Tanto si el “moderno” vive desahogado, como entregado a la codicia esclava de las horas extras y los objetos de lujo, el familiar “antiguo”, el “viejo”, ese que tiene una historia que no se la salta un gitano, estorba y sobra.

¡Cuantos exiliados a tugurios dantescos, en estos tiempos rufianes!. ¡Cuanta experiencia perdida, y cuanta dignidad maltrecha!

En otros tiempos más saludables, se contemplaban las palabras que salían de sus bocas, como el producto de muchos experimentos y quintaesencia de la verdad empírica. En gran medida, todo esto se ha perdido en nuestra sociedad del espectáculo pueril, llena de consolas pero huérfana de consuelos. Ensimismada en hazañas virtuales, y acoquinada por “crisis” artificiales.

Sin embargo España es tierra de pobres, donde el hambre, según que ciclo de miserias, espabila el alma y enseña latín. Y según merme la tontería, crecerá la humanidad. No perdamos la esperanza.

Un hombre un voto. ¿No vamos a poder entre todos contra este fraude? ¿Será esta una vana esperanza?

Mientras tanto comienza el circo electoral. Estamos que lo regalamos. Enfundamos el cuchillo y regalamos jabones para lavar la memoria.

Básicamente este el deporte preferido de los “intermediarios”: el ejercicio gimnástico de la desmemoria, la especulación sobre el valor de las promesas, el voto como mercancía, el programa como trampa, el vano estruendo de la piñata, y los atolondrados palos de ciego.

Tiempo es este, lleno de altavoces, falsos caramelos, mentiras ciertas, y olvidos programados.

Si echamos la mirada hacia atrás, hacia estos años de triste epifanía, comprobamos que salvo raras excepciones, el pueblo ciudadano ha estado mas solo que la una, bajo un sol de injusticia. Y mientras el “común” sudaba sangre, los gerifaltes borraban huellas, y meditaban en el esfuerzo de adjudicarse las medallas.

Muchos han rebuscado en los contenedores, muchos han huido, muchos han muerto. Entre tanto, los padres de la patria se fumaban un puro y miraban los toros desde la barrera. O en su estilo, rellenaban crucigramas constitucionales.

Son los ciudadanos de a pie, los que en improvisadas organizaciones se han batido el cobre en la arena, y se han dejado la piel entre las uñas de la necesidad.

Ellos son los que han denunciado y combatido la estafa.

Muchos abuelos han estado en esas refriegas cívicas, ninguneadas y apaleadas por el “régimen”, acompañando a los hijos, acompañando a los nietos, o sustituyéndolos. Yayo-flautas. Abuelos radicales. Antisistema.

Hessel, Saramago, Sampedro… Se han ido, pero han dejado su ejemplo.

Casi en vísperas de cerrar sus ojos terrenales para siempre, Stéphane Hessel abrió los de los demás con su protesta indignada. Vida cumplida, vida gastada, pero la humanidad intacta. Un último regalo, de un abuelo que se despide sonriendo y luchando.

Y como el, tantos abuelos.

Y no lo hacen buscando premios, pero el premio Carlos V de Barroso, que no ha hecho otra cosa que bendecir la estafa, yo se lo habría dado a estos abuelos dignos, por sus últimas y heroicas lecciones.

Artículo en prensa

PACTO, PACTO, PACTO

mentiras_politicas Dialogo Social

Quizás nada hay más sintomático de la ínfima calidad de nuestra democracia, de su congénita falta de salud, que la alborotada profusión de aspavientos retórico-políticos antes de las elecciones, ninguno de los cuales tiene un contenido sólido o traducción real en cuanto al interés del ciudadano se refiere. Toda una maraña de lazos sofísticos cuyo único objetivo es cazar el poder. Lee el resto de esta entrada

LA METALENGUA

slide-lengua-camaleon

Así visto parece hasta sensato.

Algo que de puro matemático parece casi  divino… armonioso, musical, metempsicótico.

Me estoy refiriendo a ese previsto y amenazante factor de corrección (“factor de sostenibilidad” dice llamarse) de las pensiones saqueadas, troika mediante, que postula empeorar  las pensiones en la misma proporción en que mejoren las expectativas de vida (lo de las proporciones es algo muy pitagórico, tal que si uno se distrae puede incluso sonar a música celestial).

Obligada deducción de este silogismo tan crudo es que la vida es un vicio desatado que requiere corrección y penitencia, embridarla en las notas musicales de la matemática. Matarla una octava si crece una cuarta. Lee el resto de esta entrada

POR EL HILO SE SACA EL OVILLO

por el hilo se saca el ovillo

Las condiciones condicionadas condicionantes del presente contrato…

Groucho Marx no lo hubiera expresado mejor.

Vamos al grano para tirar del hilo, porque los que juegan a marear la perdiz y enredar la madeja, son tan reiterativos como oscuros.

¿De qué se trata? ¿Cuales son las condiciones “standards” que Europa (digámoslo así) impone a los Estados repentinamente moribundos para “rescatar” a sus bancos pillados “in flagrante delito”?

Partamos de un axioma claro y evidente: a los poderes fácticos que hoy gobiernan el mundo desde alguna órbita extraterrestre o desde algún búnker fiscal, y a Europa como parte servil de ese mismo mundo puesto de rodillas, no les gusta el Estado del bienestar, la justicia social o el humanismo solidario, y tienen mucho que perder si se exige a la economía los mismos controles que se exigen a los delincuentes o a los ciudadanos honestos.
Las reglas no son para ellos.

Prefieren la desregulación de la mafia mientras entonan odas a la libertad, y no está en su ideario que se cierren paraísos fiscales o se pongan cortapisas a su crimen organizado.

Prefiero decirlo así, en plan película de terror para no quedarme corto y que la realidad luego me supere por arriba dejándome como ingenuo o excesivamente bien pensado.
¡Esta el mundo de los poderes, incluso de la división de poderes, como para pensar bien!

Segundo axioma: hoy ya y de manera fehaciente, lo que decida el pueblo no importa ni se tiene en cuenta, si no se atiene a lo que ordenan los que mandan (que son los del búnker susodicho).
¡Esto tiene muy mala pinta!
¡Tiene un tufo neofeudal de tres pares de despotismos!

Darío el persa ha vencido al griego.

Tercera constatación: a los nuevos prestamistas no les basta con un contrato de plazos e intereses. No. Dinero ya tienen.
Lo que más les importa (y de ahí sus condiciones) es la “ideología”.
Los nuevos dueños del dinero (la mayoría domiciliados en la cueva de Ali Baba) exigen unos modos y unas formas acordes con la ideología que intentan imponer, de corte claramente radical, sátrapa y orientalizante, a la par que ultraderechista. Es decir, “antisistema”.

Y esa ideología tiene fobia a tres cosas: liberté (no lo es quien desde el principio mama la miseria que le impide desarrollar sus posibilidades), égalité, y fraternité solidaria con lo humano.
En resumen, esa ideología tiene fobia a la democracia.

Para qué usted lo entienda, es como si las condiciones de la hipoteca de su casa no fueran el dinero a pagar, a que interés y en que plazos, sino cuantas comidas al día pueden hacer sus hijos, independientemente de que alguno se pueda morir de hambre.
Las reglas son las reglas y usted tiene que firmar.

A esto Islandia dijo: “Váyanse ustedes a tomar por…”.
Y no le va mal.

Lea a Sade o a Masoch y se irá haciendo una idea del percal político-financiero que nos ha caído encima.

A %d blogueros les gusta esto: