La corrupción del pasado y el gobierno futuro

dios-jano

Dice la vicepresidenta del gobierno, Sáenz de Santamaría, que la corrupción del pasado (pecata minuta) no debe condicionar la formación del gobierno futuro.

Lo cual no se sí es lo mismo que sostener que sólo el firme propósito de seguir corrompiéndose en el futuro igual que en el pasado, declarado y hecho público ante notario y en el programa electoral, debe condicionarlo… quizás.

Después de todo, también Frankenstein estuvo muerto y corrupto en el pasado, pero echándole un cable, resucitó hecho un mozo.
Aunque un poco desmejorado y lleno de costuras.

Cabría pensar que, dado que en todo este tiempo Rajoy ha estado no sólo contento consigo mismo sino también comprensivo con los corruptos y sumamente protector, con algún que otro mensaje, no se sí decir que de advertencia a la omertá (estilo Don Vito) o de ánimo; con alguna posible -y aún pendiente de juicio- destrucción de pruebas del delito, más las oportunas y frecuentes reflexiones sobre la triste condición humana (especialmente triste en su partido), quizás no sea necesario declararlo abiertamente -digo el propósito de seguir robando- en el programa electoral, pues implícitamente se sobreentiende lo que por ese lado cabe esperar, dados los antecedente (que para eso sirve el conocimiento del pasado).

Las estructuras que hicieron posible la corrupción en el pasado siguen vivas en el presente. Lo que ya no está tan entero es el silencio cómplice ni la paciencia de muchos.

No es cierto que el voto indulte a los corruptos, porque los corruptos, mientras exista un fiscal independiente y un juez honesto -aunque en España lo tienen difícil-, se las tienen que ver con la justicia. Lo que si es cierto es que el voto puede refrendar y dar sostén a las estructuras de la corrupción (una trama ampliamente extendida de corruptos y corruptores).

Y es cierto también que el estilo de aquellos tiempos (ese pasado tan presente hoy) no ha cambiado. Hasta las facturas que ahora pagamos nos lo recuerdan.

Hasta hace dos días era sólo el PP el que echaba balones fuera en este tema de la corrupción. Ahora, con el inicio de la declaración de Correa, y una vez constituida la gran coalición que va a salvar a España, también el PSOE y C’s echan balones fuera y juegan al patadón para delante. Todo muy basto. Manca finezza.

Y aunque en un primer momento de la declaración de Correa parecieron disiparse algunas nubes sobre el futuro gobierno y su titular, y muchos fans de Rajoy lanzaron las campanas al vuelo, luego Correa ha matizado, y no ha escampado del todo, ni siquiera un poco.

Parece que el PP, no obstante, quiere hacer valer en este tema, con su alusión al pasado como tiempo pretérito, el propósito de enmienda, confundiendo torpemente el catecismo católico con el hecho civil, que en esta materia son muy distintos, y cuyos procedimientos, tiempos, y penitencias, tienen muy poco que ver.

En el plano religioso, el pecador se las tiene que ver con Dios, que es su padre, y además bondadoso y compasivo, con el atenuante de que el perjuicio que el pecado puede ocasionar a un ser omnipotente, es más bien retórico.

Muy distinto es el plano civil, donde el corrupto se las tiene que ver con la parte contratante, que si tiene un poco de juicio no le volverá a contratar, y que además exigirá el reintegro de lo robado y la reparación del daño producido, que en este caso no ha sido pequeño (todavía estamos pagando los platos rotos, y lo que queda).
Ni un confesionario y dos avemarías cumplen ese trámite, ni las urnas lavan el delito cometido contra la legalidad vigente.

Para el pecador siempre habrá futuro (más o menos luminoso) mediante propósito de enmienda en el seno de un Dios compasivo y responsable de sus tristes y débiles criaturas.

Pero en el plano civil, el corrupto se enfrenta a los intereses de la mayoría y a la cosa pública, cuya defensa y protección, si queremos que tenga futuro, exigen un conocimiento del pasado y una mínima prudencia.

Que parece, a muchos les falta.
Tanto la memoria como la prudencia.

Anuncios

Publicado el 17 octubre, 2016 en Artículos y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: