Archivos Mensuales: septiembre 2016

Génesis

 

Leí hace ya unos cuantos años (no menos de diez) un libro de Stephen Jay Gould titulado “El Pulgar del Panda” (1980), que en su parte sexta, bajo el epígrafe de “La vida primitiva”, incluía un capítulo (el 21) titulado “Un temprano comienzo”.

Siempre he sido muy aficionado a leer libros de divulgación científica, sobre todo los que se ocupan de las áreas de la física, la cosmología, y la biología, lecturas que complemento con otras más especulativas y filosóficas (aquí los clásicos no han envejecido), en un intento de adquirir una visión “amplia” a la vez que “profunda” de la realidad. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Funambulesco

idus-de-marzo

De las conversaciones entre el Padre y el hijo, sabrá el Espíritu Santo, y de las conversaciones entre González y Sánchez sabrá algún dron de la CIA, pero el artefacto informativo puesto en pie por González con ocasión de estas vísperas sicilianas socialistas (el pistoletazo de salida para el golpe de mano), es de un funambulismo infumable y grotesco. Aquí las artes del expresidente han tocado suelo.

Me recuerda aquellas patrañas sobre crímenes rituales de niños cristianos por parte de judíos, que eran la antesala segura de carnicerías y saqueos inminentes.

Ocurre que ya antes de aquella conversación privada, en el batiburrillo mediático circulaba el rumor a voces de aquel plan como cosa segura: el plan del establishment era que, para disimular y que no se notará tanto el apoyo (del PSOE) al régimen de corrupción que representa Rajoy, y a la política austericida que ordena y le viene bien a Merkel, había que estirar la farsa un poco, porque el paso del tiempo distrae mucho al personal y todo lo cura.

Así que en una primera fase o acto de esa farsa ingeniosa y astuta se daría un No a Rajoy en la investidura, que luego se trasformaría en un Si bajo la fórmula hipócrita y vergonzante de la abstención.

Por supuesto, entre los patrocinadores de esa farsa estaba González, que incluso había propuesto y apostado por fórmulas más drásticas y directas, como la Gran Coalición.

Si estos pródromos y este contexto preparatorio los ponemos en relación con la conversación privada hecha pública indiscretamente (y de forma tan poco elegante) por González, hay que deducir que en este caso el huevo incubado por tantos fue anterior a la gallina pecadora y ponedora, y que al menos yo me imagino mejor a González (y a los que están detrás de él) intentando convencer (y no sólo en esa ocasión) a Sánchez de la oportunidad de esa farsa, tan favorable a Rajoy, que al contrario. Se dijera lo que se dijera en aquella conversación, ese era el trasfondo.

A poco que uno haya estudiado algún que otro golpe de Estado, o leído a los teóricos de su técnica, sabe que la fase preparatoria -de la que el infundio es parte esencial- es capítulo y etapa que los golpistas no se pueden saltar.

¿Motivos para la melancolía?:
En este país suelen triunfar los golpistas.

Como suele decirse en términos gráficos, en este episodio -ya histórico- muchos se han retratado.

Golpe de mano pensado con los pies

Es lógico que tengamos un cierto respeto a los políticos veteranos (como a los de cualquier otro oficio) porque los creemos sabios y astutos, sobre todo esto último. Han visto mucha historia y mucha sangre. Además han sobrevivido, mientras que otros (a los que quizás ellos han enterrado) no.

Esto de sobrevivir da mucho prestigio, porque nos remite a Darwin y a la ley de la selva, y en definitiva al Caín primate que llevamos dentro y aún sin reciclar.
Así que el sobreviviente tiene no sólo mucho mérito, sino también mucho peligro.

¡Cuídate de los idus de marzo!
Y de los sobrevivientes.

Esto es así por ley natural, pero toda fe ciega peca de ilusa, y no toda fama está plenamente justificada, además de que toda fama tiene su parte de artificial y retórica, se deteriora con el uso, y sobre todo con el mal uso.

Como casi todo en este mundo.

El saber retirarse a tiempo es arte que casi nadie domina, salvo los que desde el principio vivieron retirados, como predicaba Fray Luis de León en su huerto de La Flecha, del monte en la ladera, ni envidiado ni envidioso.

¡Pero qué distinto es el mundo!

El poder, sobre todo si es giratorio, de va y viene, a veces se pega entre los dedos como un chicle, y marea tanto como un tiovivo, cuando no nubla hasta las mentes más despiertas y privilegiadas, que acaban por no distinguir el yo del superyó, la realidad de la fama, la forma del fondo, los medios del fin, expresado esto en términos freudianos de autoengaño y en términos maquiavélicos de estrategia política.

Es entonces cuando el Ello, libre de todo tipo de prudencias y trabas, toma la voz cantante y empieza a desafinar.

Así como en otros oficios la veteranía incrementa, por lo general, los méritos y las habilidades, no siempre ocurre esto en la política, donde se dan casos (y no son pocos) en que el paso del tiempo y el continuo roce con el poder y sus cloacas, el halago fácil y el servilismo mendaz de los satélites, estropean mucho.

Cuando en el balance final, los destrozos actuales empiezan a pesar más que los logros pasados, hasta esos logros pasados empiezan a mirarse con lupa, y bajo una nueva luz: la del presente a la vista de todos.

Porque pudiera ser que aquellos logros, más que fruto del genio individual y el designio mesiánico, fueran el resultado del momento y del esfuerzo colectivo, que sin embargo no tiene nombre ni recibe recompensa. Ni siquiera en forma de puerta giratoria.

Quizás los héroes no sean tan héroes, ni los genios tan genios, ni los villanos tan villanos. Todo despotismo ilustrado peca, en cualquier caso, de excesiva prepotencia, madre de todas las desgracias y ruindades. Y todo culto a los héroes peca de infantilismo mamado en los comics.

Ahora bien, cuando nos da por pensar que nuestro criterio vale más (no sólo subjetivamente sino ejecutiva y políticamente) que el de la mayoría de nuestros prójimos expresado con libertad, hemos iniciado un camino de no retorno, en el que sin duda no debimos adentrarnos.

A partir de ahí, ya no nos importará recortar dignidades humanas, según la escala social y el vano dictamen de la fama.

En cuanto a los héroes de los idus de este marzo de otoño:
Si lo que querían era aumentar las opciones de gobierno de Rajoy, y fortalecer las opciones de la política austericida que ordena y ordeña Merkel, lo han conseguido.

Si lo que querían era acallar a los militantes y maniatar su voluntad, dar por bueno lo que en esencia es impresentable, lo han intentado, pero no lo han conseguido.

Aparte de eso ¿han conseguido algo bueno?

A este paso voy a acabar creyéndome que González es un agente de la TIA (Merkel), y no quería llegar a tanto. Más que nada por higiene mental.

Padres patrones

Inanes e imberbes, los ciudadanos adultos de nuestro país, hasta cuando peinan canas están sujetos al dictamen y permiso de los padres de la patria, tal que -por ejemplo- un incombustible e insaciable Felipe González.

Cualquiera comprende que con esta especie de eterna adolescencia, una democracia nunca pueda alcanzar la mayoría de edad, ni ingresar por mérito propio en la edad adulta.

Al menos a mí, siempre me sorprendió que tras prolongadas décadas de corrupción y cotarro, nuestra democracia siguiera recibiendo, impertérrita, el calificativo de “joven”, que es como si a un varón talludito al que se le ha pasado el arroz, y que ha conocido mil y una miserias, le siguieran llamando “Pepito”. Sobre todo las tías-abuelas.

Y lo más penoso de este caso es que a ese “Pepito” se le paseaba -cual monstruo de feria- por medio mundo, como botón y muestra de la más preclara y excelsa madurez.

Y el motivo debía ser este: debido a oscuras genealogías y viejas taras congénitas, nunca se considerará a nuestra democracia capaz de valerse por sí misma. Siempre necesitará de una libertad vigilada bajo el tutelaje de los dueños de la patria. O sea, de los padres patrones.

Sostiene ahora el Padre que el hijo le ha defraudado, porque no ha seguido el guion (o las órdenes).

¿Y cuál era el guion?
Pues prolongar y estirar la farsa para hacerla creíble.
Una forma como otra cualquiera de tomar el pelo al personal, y de paso hacerle perder el tiempo, que para eso le sobra, estando la mitad en paro.

Que los votantes, o incluso los militantes, se sientan engañados y estafados, no importa. Eso importaría en una democracia. Lo que importa aquí es que el patrón se siente defraudado en el cumplimiento de sus órdenes. Y lo hace saber con un ordeno y mando, y agitando la vara en la derecha mano.

Se queja el Padre también de que el hijo “dijo que iba a hacer una cosa y luego fue otra”, cosa que a él nunca le ha ocurrido (ya era perro viejo cuando joven), ni siquiera con el ambiguo asunto de la OTAN.

Experto en farsas de varios actos, con entremeses y postre, domina el escenario como ninguno, y sabe de lo que habla cuando dice ¡Ya!

Siervo de sus dueños y patrón de sus esclavos, su sentencia va a misa.
Donde hay patrón no mandan militantes, y donde hay padres de la patria no mandan ciudadanos.

¡Qué país!

Niños inmigrantes perdidos: un cruel sub-producto del neoliberalismo

Fracturas Políticas

Se estima que entre 2014 y 2015 más de 20.000 niños que llegaron solos a Europa en busca de refugio han desaparecido, ya sea en las fronteras o, muchas veces, en los campos para refugiados. Según la UNICEF, la mayoría habrían caído en redes de explotación sexual y de esclavitud laboral (ver: http://www.newsweek.com/-traffickers-sexually-exploit-child-refugees-camps-europe-uk-469521). Ahora bien, uno de los elementos más preocupantes que muestra UNICEF es que,”simplemente”, no se sabe dónde están, es decir, miles de niños huérfanos e inmigrantes serían sólo pequeñas sombras dentro de los informes estadísticos sobre la crisis de los refugiados, pero su existencia habría quedado diluida entre la desidia y el neoliberalismo de las instituciones de la Unión Europea, y su captura por parte de redes internacionales de tráfico y explotación de personas.

Es como si los niños huérfanos y abandonados, e inmigrantes de la guerra y el hambre (ya sea desde Siria, Afganistán, Irak, Haiti…

Ver la entrada original 1.062 palabras más

La infame tragedia en Siria nos muestra que, cada día más, la vida se devalúa frente al poder

Fracturas Políticas

La catastrófica tragedia de Siria no puede seguirnos pareciendo un asunto alejado de nuestras vidas, pues lo que nos revela es que el mundo está en guerra. Pero ya no en una vieja guerra entre Estados beligerantes, sino en una guerra entre la vida y el poder, lo que hace que nos afecte a todos. Esto queda claro al ver el cinismo, el odio y el desprecio con los que los “grandes poderes” militares y económicos de nuestros tiempos, destruyen la vida de millones en unos días y en las maneras como dirigen sus fuerzas, sin ningún reparo por la debilidad de los que están en medio de sus objetivos.

Y eso es lo que podemos ver, como otras muchas veces, en el ataque, por “error”, de los EE.UU a una zona de concentración de soldados sirios o en el bombardeo, por parte de aviones rusos, a un convoy de ayuda…

Ver la entrada original 622 palabras más

Sobreentendidos en la era postverdad

Hay especies vegetales que por el vigor y la rapidez de su crecimiento son las más adecuadas para la función de ocultación: setos, pantallas, y todo tipo de barreras densas y opacas contra la luz y el aire.
Por ejemplo los leylandis. Aunque sobre los leylandis habría mucho que discutir, pues aunque rápidos y veloces, luego, en muchos casos, todo lo conseguido se viene abajo en un instante y nos quedamos a la intemperie y con el culo al aire (perdonen la bárbara expresión). Lee el resto de esta entrada

Vasos comunicantes

vasos-comunicantes

Si pensamos -con cierta lógica y fundamento- que el declive del PSOE va de la mano del ascenso de PODEMOS, tenemos que concluir que los últimos batacazos electorales del PSOE no constituyen un castigo “específico” y “nominal” a Pedro Sánchez, sino a toda una trayectoria de décadas.

Así como el 15M y todos los fenómenos políticos en torno a él no resultan de una mutación puntual y aleatoria fruto de la penúltima crisis, sino la cristalización última de una dilatada degradación previa, la crisis actual del PSOE tiene muchos y añejos padres.
Paradójico sería que se ofrecieran como solución final los que están en el origen del problema y son causa fundacional del desastre.

Blair -se nos dice en la prensa de estos días- anda a la búsqueda desesperada de una restauración de su imagen pública, perdida en alguna puerta giratoria de su insensata -aunque lucrativa- conversión neoliberal.

Corbyn anda en otro intento también desesperado: purgar los pecados de sus mayores para poder optar a un cambio de rumbo. En pocas palabras, que al laborismo con aspiraciones de futuro no se le relacione con el pasado reciente que representa Blair.

No muy distinto es lo que ocurre aquí en nuestro país, donde un Pedro Sánchez, heredero de tantas deudas y chivo expiatorio de tantos pecados, intenta salvar los muebles.

Sus más preclaros barones le aconsejan, sin embargo, seguir el ejemplo y el rumbo de CIUDADANOS apoyando a Rajoy, los cuales están hoy, por eso mismo, abocados a la insignificancia y la desaparición.

CIUDADANOS ha tenido un enorme éxito en sostener y aupar el extremismo representado por el PP de Rajoy.
Unos se han vaciado, y los otros se han llenado. Aparentemente una estrategia equivocada y absurda, aunque como vasos comunicantes de la misma sustancia, los que están detrás de ese negocio nunca pierden.

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats – I Need Never Get Old (Music Video)

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats – Wasting Time

A %d blogueros les gusta esto: