Archivos Mensuales: agosto 2016

¿Hacia el cambio? (publicado en prensa 22/08/16)

Dije en su día que se trataba de teatro, y que día arriba día abajo, su duración estaba predeterminada.

Si acaba siendo efectivamente teatro, supondrá un desprecio a los ciudadanos, una manera de hacerles perder el tiempo, y si su duración estaba efectivamente determinada -casi pactada y programada de antemano- también, pues a la pérdida de tiempo se suma una tomadura de pelo. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Mochuelos y ratones (publicado en prensa 19/08/16)

Tras contarnos Pío Baroja en su novela “El árbol de la ciencia” que las costumbres de Alcolea del Campo eran “españolas puras, es decir, de un absurdo completo”, y describirnos como Mochuelos (conservadores) y Ratones (liberales) se turnaban para robar el dinero público, lo cual al pueblo robado le parecía bien y normal, de la misma manera que no le parecían ladrones los ricos que defraudaban a Hacienda (sobre este punto, Andrés no era capaz de convencer a su patrona), nos relata cómo nuestro héroe, Andrés Hurtado, protagonista de la novela y medico recién llegado a ese pueblo manchego sin árboles pero con casino, se sincera con los “jóvenes republicanos” de esa localidad, que no se conforman con ese ambiente y situación tóxica enraizada en el turnismo bipartidista, y amagan con un “partido protesta” que rompa la baraja de ese cotarro tan triste y servil. Lee el resto de esta entrada

Apolítico (publicado en prensa 18/08/16)

Uno, que siempre ha sido apolítico por instinto, naturaleza, y falta de tiempo, entiende que hay momentos históricos en un país (quizás sólo uno a lo largo de una vida, pero las vidas se suceden y esos momentos fatídicos se heredan) en que la cuestión política, abandonado el carril de la rutina, alcanza rango superior, y se barajan cuestiones casi “metafísicas”.

Claro que aquí por “cuestiones metafísicas” quiero dar a entender aquellas que revisten con algún brillo trascendente (aunque ilusorio) la torpe maquinaria humana, para que esta no galope -como es su instinto- imparable y sin freno a su propia ruina. Lee el resto de esta entrada

Koan (publicado en prensa 15/08/16)

Roberto Alcazar y Pedrín

 

 

En el libro de Jorge Luis Borges y Alicia Jurado “Que es el Budismo” se lee: “Para provocar el satori, el método más común es el empleo del koan, que consiste en una pregunta cuya respuesta no corresponde a las leyes lógicas. El ejemplo clásico se atribuye a varios maestros. A uno de ellos le preguntaron: <<¿Qué es el Buddha?>>; respondió: <<Tres libras de lino>>. Los comentadores advierten que la contestación no es simbólica.”

Es una pena que el budismo no penetrara más en nuestro país (de hecho no penetró nada; aquí lo que penetró fue el Concilio de Trento). Y es una pena, porque de forma natural y espontánea, quizás condicionados por el paisaje y el clima, los españoles estamos muy dotados para el pensamiento irracional, que como se sabe es una de las líneas fundamentales de esa filosofía milenaria que intenta liberarnos de la rueda del sufrimiento. Lee el resto de esta entrada

Huida hacia adelante (publicado en prensa 5/08/16)

Decía Bernard Shaw que la conversión de un negro del Congo a la fe de Cristo es la conversión de la fe de Cristo en un negro del Congo.

De forma parecida, la conversión de la corrupción en un gobierno posible es la conversión de ese gobierno posible en un gobierno corrupto. Puro sincretismo.

Las huidas hacia adelante son más fáciles cuando toca irse de vacaciones y el calor aprieta. En ese sentido, puede que nos encontremos con retenciones, pero serán pasajeras. En los escrúpulos morales de antaño no hay pájaros hogaño. Lee el resto de esta entrada

El selfibloqueo (publicado en prensa 1/08/16)

Ya que no para otra cosa, este tiempo político tan interesante y prolongado, debería servirnos al menos para aprender y retener en la memoria las palabras “populismo” y “bloqueo”, y para llegar a la sana y escéptica conclusión de que nadie sabe qué significan. Lee el resto de esta entrada

Alabanza de la lentitud 2 (publicado en prensa 27/07/16)

“Me gustaría acabar este capítulo recordando a Roland Barthes, que reflexionó sobre estos temas con una ironía elegante y pesimista. Los japoneses –decía- acabarán comiendo arroz con tenedor y perderán la elegancia del gesto de los palillos. El imperio de los signos acabará destruido por el imperio de la nada, en el cual los gestos e incluso los gustos serán todos iguales”  / LAMBERTO MAFFEI : “Alabanza de la lentitud”.

Somos víctimas de una neurosis que invade hasta nuestro ocio.

Y esa neurosis se traduce en velocidad, pero esconde desasosiego.

Hace pocos días leí sobre el conflicto creado en algunas de nuestras playas, donde la velocidad y la competitividad presidían ese modo tan exitoso y concurrido de nuestro ocio, que consiste en conquistar una mínima porción de tierra en una playa atestada de gente. Lee el resto de esta entrada

Alabanza de la lentitud 1 (publicado en prensa 26/07/16)

“Hay un vínculo secreto entre la lentitud y la memoria, entre la velocidad y el olvido” / MILAN KUNDERA: “La Lentitud”.

“Festina lente”, decían los clásicos, apresúrate despacio, o vísteme despacio que tengo prisa.

El conflicto entre nuestro ser biológico y nuestro ser cultural es un tema eterno, nunca envejecerá. Está presente en el mismo origen de nuestra cultura, en el jardín del Edén, en el árbol de la ciencia del bien y del mal, en el Poema de Gilgamesh, en el paraíso perdido y añorado de Milton, en el mito de Prometeo, en el aprendiz de brujo, y en la historia del doctor Fausto. Lee el resto de esta entrada

Fantasía de verano

Atomos

El mundo se había parado (literalmente) y por tanto no había noticias. Tampoco había aire ni viento, y las hojas de los árboles, unas apuntaban hacia arriba y otras hacia abajo, pero ninguna se movía.

El mundo se había parado, pero lo cierto es que nadie se quería bajar.

Un equilibrio perfecto entre el poder gravitatorio de las estrellas, que estira las ramas hacia arriba, y la fuerza del núcleo férreo de la tierra, que encoge a los ancianos hacia abajo, no auguraba nada bueno, o al menos nada nuevo. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: