Archivos Mensuales: marzo 2016

Simbiosis

Entre hinchas de pelo en pecho y elegantes de medio pelo, hay una simbiosis muy particular, parecida a la que existe entre gerifaltes y guardaespaldas. Se retroalimentan.

Tener una fuerza bruta y lerda en la reserva y siempre a mano, ha sido una constante histórica en el modus operandi de los poderosos. Poderosos que si en tiempos más feudales eran tan brutos como su tropa, en estos tiempos postmodernos que nos ha tocado vivir, aparentan elegancia -pero de medio pelo- made in tarjeta black y paraíso fiscal.
Fíjense por ejemplo en algunos presidentes de club de fútbol. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Populismo

Gustan los estrategas del socialfelipismo, hoy convertido en socialneoliberalismo transversal, de usar el término populismo para marcar distancias y etiquetar a los demás. En esto no se distinguen demasiado de sus acostumbrados socios, los acólitos de Rajoy, y en definitiva de los poderes que como una piña defienden el establishment.

Lee el resto de esta entrada

El Monipodio va a la escuela

Ni ideadice el presidente del gobierno (y se refiere al cotarro valenciano) y eso me deja más tranquilo. Es un decir.
Quiero decir que la tranquilidad me dura poco, porque la disyuntiva es terrible: o tenemos en funciones (y hemos tenido cuatro años largos ejerciendo) al frente del gobierno un presidente de capacidades intelectivas muy mermadas, de liderazgo nulo, y el títere sin cabeza de todos los subalternos que se la pegan, que no son pocos (muy por debajo del nivel que se requiere para presidir un país, una comunidad autónoma, o incluso un ayuntamiento). O en esto como en otras cosas nos está mintiendo, y no sé qué será peor.

Me remito a sus famosos lapsus lingüísticos del tipo de: “Ya no se va a pasar ni una”.
¿Y antes, señor presidente, si se dejaba pasar para hacer caja?

No hay por dónde cogerlo. Y es un suma y sigue que demuestra que estamos hechos a prueba de bombas atómicas made in USA, de elefantes blancos que cazan elefantes grises, de compis yoguis black que se quieren mucho (¡coño, y vaya si se quieren!), y de oportunidades históricas pérdidas, que cuando un país toca suelo de ahí no pasa, salvo que escarbe. Y es que quizás ya estamos escarbando en busca de la capa freática para ponernos a remojo, a ver si maduramos o solo quedamos para cocido y olla podrida.

Es tal su inocencia declarada (pobre presidente), la inopia que confiesa, la inexperiencia adolescente que aduce, que no puedo por menos que sentir lastima e imaginármelo en el papel de aprendiz, de becario, de hijo confidente de la edil del PP (María José Alcón) pillada con las manos en la masa, y grabada en su confesión maternal y sin taquígrafos. Imagínense:

-Rajoy comenta: “… que no entiende como blanquean el dinero”.
-Y una maternal y pedagógica María José le contesta: “Ellos tienen mucho dinero negro (…), de empresas del partido, de empresas, comisiones, corrupciones (…) Es un dinero que no pueden aflorarlo”.
-Rajoy (en funciones de confidente) pregunta: “Cuantos billetes de quinientos tienen ellos (léase nosotros, que en el PP hay mucha unidad)“.
-Y María José responde: “Como tú me dijiste una vez, y tienes más razón que un santo, en este país lo único que funciona es la corrupción”.
-Rajoy podría haber preguntado entonces: ¿cómo funciona el partido? Pero no le habría respondido María José sino Alfonso Grau (literalmente según consta en grabación): “Me doy de baja en este mismo momento de un partido que se dedica a castigar a inocentes para tapar el culo a los verdaderos culpables”.

Lástima que no esté por aquí Cervantes redivivo para hacer un entremés intitulado “El aprendiz de inocente” o “El Monipodio va a la escuela”.
En resumen, un auténtico manual de cómo se maneja y organiza una banda organizada para el crimen.

Claro, uno ya contaba con la evidencia de que la capacidad de regeneración de este país es escasa, cuando es capaz de tirar para adelante con un presidente que enviaba a Bárcenas los mensajes de todos conocidos. Como si no hubiera ocurrido, hemos llegado al final de la legislatura tan ciudadanos responsables y adultos como la empezamos. Incluso más entrados en años. Una verdadera hazaña.
Para que quede en los anales y sirva de regocijo y meditación a los historiadores futuros.

Pero la saga es ya de tal calibre y persistente en sus intenciones de trascendencia, las tragaderas tan anchas, las circunstancias tan deprimentes (un mix de recortes salvajes junto a un saqueo feroz), que creo que vamos a quedar inmunizados durante varias generaciones contra cualquier amago o intento de democracia normal. No me llamen pesimista, es que así están las cosas. Y ahí están las estadísticas de hoy mismo, que dicen que los españoles que se las piran, in crescendo.

Porque además parece que los votos no condenan ni castigan este estado de cosas. Es lo que hay. Que por otra parte no desentona del contexto europeo. Ahí tienen a los padres de la patria común del euro (y nunca mejor dicho) declarando abiertamente y sin tapujos que lo suyo es violar las leyes.

Y vuelvo a lo de Platón: ¿pueden los violadores de la ley ser los guardianes de la república?

AGRICULTOR DE LA HUERTA VALENCIANA

Un fantasma recorre Europa

Europa

Un fantasma recorre Europa y desde entonces Europa está kaput, zombi pérdida. El tufo a cadáver es ya insoportable, por mucho esmoquin que se ponga el fantasma o chanel 5 para distraer las miasmas.

Al fantasma en cuestión lo llaman neoliberalismo para abreviar, o liberalismo junior que queda muy fino y vip. El pimpollo de la saga usa sábana de marca sobre cadenas viejas, y al decir de muchos es el vivo retrato de su padre en sus peores tiempos, cuando de librepensador ilustrado y progresista degeneró en explotador de seres humanos, sin distinción de razas, edades o géneros (que no hay color en el rendimiento del negocio).

Hubo un tiempo en que el liberalismo fue pecado como Dios manda, que fueron los mejores tiempos de la familia, cuando el liberalismo librepensaba sin controles de troikas ni bendiciones de Papas. Pero estamos en la postmodernidad y se nota, donde no reina el pensamiento libre sino el dinero esclavista y la modorra servil.

Erasmo, Montaigne y Cervantes ¿eran unos ilusos? ¿unos pardillos? Eran, a efectos prácticos y según todos los indicios, unos insensatos, unos manirrotos de la utopía que perdían el tiempo leyendo a los clásicos, en plan humanista. En resumen y a efectos de sistema y orden, unas moscas cojoneras.
Para qué hablar de Giordano Bruno, si como poco era leninista y del gremio masón, que hasta repartía la vida entre los planetas, como si no hubiera clases ni pueblo escogido, jerarquía ni reyes. De ahí que el Vaticano no lo incluyera en el mea culpa concedido (a regañadientes y demasiado tarde) a Galileo. Ni siquiera a título póstumo.

Y a mí que esa infalibilidad del Papa a la hora de condenar o quemar sabios me recuerda a la infalibilidad de Merkel y la troika a la hora de organizar la prosperidad y el futuro de Europa. ¿Se nos habrá infiltrado por ese lado un virus teocrático y geocéntrico (o germanocéntrico)?

El Junior pollopera hizo su primera comunión en la escuela de Chicago vestido de almirante con esvástica incluida en medio del bigote aún precoz. Contrajo nupcias en Wall Street según contrato e hizo sus primeras prácticas en una funeraria de postín y maquillaje, marca “California”, aunque la despedida de soltero la corrió en el yate del Correa y el Bigotes, rumbo al fin de los tiempos (que cae cerca de El Escorial) como todo zombi que se precie de necrófago.

En sus correrías por el flácido mundo que hoy nos cuelga de la papada, no le faltaron vientos a favor, enchufes, padrinos y apoyos, tal que un Reagan, Thatcher, Aznar, Blair, Merkel o Felipe González. O incluso un Pinochet, Menen y demás compadres en el tráfico de guerras, armas y muertes.
Con lobbys y contactos de tal calibre y siniestra condición, y el viento en popa, el muerto viviente volaba como en un cuadro de Chagall, aunque no era la mística del alma ni el hambre del cuerpo lo que le hacía flotar sino un viento más potente y fatuo: la especulación. Que es como llamarle a usted tonto y primo en idioma macroeconómico, ininteligible pero eficaz cuando de llevarse la pasta gansa se trata.

Experto el mozo en puertas giratorias y fronteras afiladas como cuchillos, donde juega su juego no crece la hierba. Alambradas dispuestas para atrapar y masacrar seres humanos, incluidos niños y huidos de la guerra, es capaz de rematar al que escape de la muerte.

No importa. Es de lo que vive mientras va matando. El capitalismo mata, dijo Francisco y hablaba de él.

Crisis cocinadas y estafas de diseño, alfombran su camino. Goebbels y los medios de masas le besan los pies. Saqueo, pobreza, xenofobia y fascismo… esa es su salsa. A efectos de historia reciente es revisionista, no cree en el holocausto. Por eso quiere volverlo a intentar.

Que en Turquía el gobierno interviene periódicos críticos y respondones… ¿Qué le importa a Europa la libertad de expresión?
Que el reino de España naufraga y se hunde (corona incluida) en una balsa de corrupción… ¿Qué le importa a Europa España y los españoles, la democracia coronada y con cuernos, la corrupción, la ética o la decencia?
Que a Grecia, condenada a la miseria por pasarse de demócrata, se le conceden todos los esfuerzos y gastos de acogida y hospitalidad… ¿Qué le importa a Europa Grecia y la hospitalidad?

Por cierto ¿Quién es Europa? ¿Un fantasma con plaza de tecnócrata en Bruselas? ¿Un Cameron que entra, pilla, y sale por piernas como aplicado pupilo de Drake?

El Derecho internacional, el antiguo derecho de gentes, la caridad cristiana, la simple solidaridad humana de los viejos socialistas, la razón o los derechos humanos de cualquier proyecto de humanidad decente y con futuro, se los pasa por el arco del triunfo.
Él es más del príncipe de las tinieblas. Está más allá del bien y del mal, aunque prefiere el mal, que es más ortodoxo según la escuela de Chicago y el ejemplo de Al Capone.

Para su peste no hay alambradas. Para su infección no hay antibióticos ni debate. Unanimidad en las alturas del poder, silencio en las profundidades de la tierra y ahogados en los abismos del mar. ¡Y tantos niños!

Estamos haciendo historia al revés, de la mala. Y ese será nuestro retrato.

Respaldo y asiento en todos los Consejos de Estado, que trasmiten serviles las ordenes de los bancos.
Los que no acaten su epidemia serán declarados ilegales o antisistema, y devueltos en caliente a donde reinan el frío y el invierno. Nuevo Gulag.
Desde que triunfa su contagio, baja cada día la temperatura de la humanidad (fiambres por doquier) y sube la temperatura del planeta. Vamos camino del infierno.

Las trompetas del Apocalipsis ¿serán comentadas por el Bigotes?
Grandioso y hortera fin para una civilización que mereció la pena conocer.

Goran Bregovic 05 ~ Lullaby

Goran Bregovic 05 ~ Lullaby

George Dalaras & Goran Bregovic-To Tragoudi Tis Broxis

George Dalaras & Goran Bregovic-To Tragoudi Tis Broxis

Media de Salamanca

A pesar de que hubo sus dudas si correr o no, al final acabamos (yo y mis circunstancias, es decir yo y mis lesiones) la V Media maratón de Salamanca de ayer mismo, 6 de marzo. Viento a rachas, cuestas frecuentes, y dolores que ya no son de crecimiento ¡Fiesta sin embargo y que nos quiten lo bailao!

0d408fb407493f8506cb39a41bcfb6dd

TABÚ Y LA EXCUSA PERFECTA

UNIVERSIA: ¿Cómo resumiría el siglo XX España?
PAUL PRESTON: La Historia de España desde principios del siglo XIX hasta ahora ha sido una serie de intentos de modernizar el país que han supuesto desafíos al sistema de poder dominante en cada momento, del poder social, económico, político. A estos desafíos les siguieron periodos de reacción para sofocarlos e intentar retrasar el reloj de la Historia. (Entrevista a Paul Preston / 5 de julio de 2005).

 

Imaginemos por un momento que nos despertamos de un sueño profundo, inducido, quizás, por las ondas morbosas de la telebasura o de su prima hermana, la teleoficial.

Imaginemos ahora que al despertar nos informan -no sabemos lo que ha durado nuestro sueño- que en USA está prohibido hablar del asunto Watergate, y que al incauto que lo menciona le cae encima el chaparrón sincronizado de toda la patrística política y mediática de aquel poderoso país.

Lee el resto de esta entrada

Psalmen – Możdżer, Danielsson, Fresco

Psalmen – Możdżer, Danielsson, Fresco

A %d blogueros les gusta esto: