DEMOCRACIA NO GUBERNAMENTAL

A este ritmo y por estos derroteros, y con un florecimiento tan significativo y sintomático de las ONG (solo comprensible por la necesidad que las impulsa) tendremos que acabar concluyendo que la única democracia ya posible en este Occidente tan degradado es la no gubernamental (DNG).

Florecen las ONG, las plataformas de consumidores, las mareas de estafados, las olas de preferentes mendigos y ancianos desahuciados, en el desierto de esta crisis política, ética, y social que define hoy a España (un auténtico vacío, no de poder sino de decencia), como los hongos en la humedad más salvaje y abonada de detritus.

A donde nos pueda llevar todo esto, además de a una suerte de fermentación probablemente no inodora, la verdad no lo sé.

Parece cada vez más claro -dentro de la oscuridad que nos propinan gratis- que la Democracia No Gubernamental (llamémosla así) es ya la única a la que podemos aspirar una vez constatado, a diestro y siniestro y con multitud de ejemplos versátiles, que la democracia representativa al uso ha muerto (como el Dios de Nietzsche), y efectivamente no nos representa (como se dijo con base sólida de pruebas el 15M), ni defiende los derechos ni ampara los intereses de la colectividad que en mi pueblo llamamos pueblo (no clientes), sino que a todas luces ese sucedáneo institucional y prostitucional ya solo tiene ojos, oídos, y agradecidas manos, para los intereses y las órdenes que emanan de grupos de poder financieros o mercantiles.

Bastaría mencionar la factura de la luz española como prueba incriminatoria, pero en estos días sobran los ejemplos concretos en que esto que digo se manifiesta sin ninguna sombra de duda, y sin ningún resto de pudor.

Leemos en la prensa: “El Gobierno apoya que la banca no devuelva las clausulas suelo”. “El gobierno -tirando de abogados del Estado- se posiciona en contra de Bruselas, que ha pedido que se reintegre todo lo cobrado –ilegalmente- al aplicar estas cláusulas”.

Leemos: “La justicia comunitaria (a instancias de tres clientes de banca) vuelve a declarar ilegal la ley de ejecución hipotecaria española (del PP)”. ¿Hace falta decir que el entusiasmo que pone el gobierno de Rajoy –representante feroz de la banca- en desahuciar a las familias de su último refugio incurre en sadismo?

En cuanto al fraude Volkswagen, va a haber que apretar mucho las tuercas a Rajoy, vice delegado de la firma Merkel and Company, para que se dé por enterado. Anda que son pocos los españoles estafados, y casi nada el aire contaminado por la trampa.

Si uno se tomara las cosas a pecho (y el español, que es orgulloso, suele tomárselas) se pasaría el día en los juzgados en litigio permanente contra su propio gobierno “representativo”, el organismo (¿patógeno?) más diligente y eficiente contra su bienestar.

¿No sería más fácil no votar a tramposos y delincuentes?

Anuncios

Publicado el 30 octubre, 2015 en Artículos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: