Dudas, estrategias, y disfraces

hqdefault descarga

Eternal engine

Aunque no está claro y todo depende, los datos, poco contrastados, parecen indicar o sugerir, que si se dan determinadas casualidades contingentes, que pudieran o no ocurrir, y contando con la venia improbable (por no decir imposible) de los dueños del dinero, a los que deben obediencia y sumisión nuestros políticos y especialmente aquellos que tienen madera y formas de “hombres de estado”, debemos creer que más tarde que nunca (o quizás al revés), Pedro Sánchez, el líder natural de los socialdemócratas de aquella manera que se estila en España y media Europa, reformará sin reformarla la reforma laboral, que es una forma de prometer el cielo sin molestar al diablo.

Sobra decir que la tal reforma laboral, inspirada y ordenada por los eficaces, espabilados, y no siempre legales, alemanes (no todo es trigo limpio en esta Europa), es una forma de esclavitud como otra cualquiera, que a pesar de la mala fama que arrastra es capaz de mantener incluso con vida a los esclavos del Norte, mientras llegan refuerzos del Sur.

Denuncia hoy la prensa española: “La población en riesgo de pobreza marca un récord en España, 13’6 millones” (Las Provincias). Vamos mejorando.
Con especial incidencia en la infancia: el 30,1 % de los niños españoles están ya en “situación de pobreza”. Esta tasa ha subido un 3,4 % en un año “tocando así la tasa más alta de pobreza con respecto a los grupos de edad desde que se calcula este indicador” (Las Provincias, 16 de octubre de 2015).

Mientras que ayer la prensa decía: “Los ricos son cada vez más ricos, los pobres son cada vez más pobres”, o “Todo para el 1%: los ricos son cada vez más ricos…”.
Vistas las premisas, no hace falta llamar a Aristóteles para construir un silogismo coherente sobre este negocio, que tampoco es necesario que sea estrictamente lógico, basta con que sea mínimamente ético.
Pero incluso sin ser Aristóteles, uno no puede dejar de preguntarse si la corrupción, tan extensa e intensa en nuestro país, tiene algo que ver con este desequilibrio.

Por si las moscas, el gobierno de Rajoy prepara (denuncian los trabajadores de la justicia) una especie de “Ley de punto final”. Claro que en esto de perdonar a los ladrones sin perdonar a los hipotecados, ya estamos entrenados. El ministro Montoro es un experto.

En cuanto al “contrato electoral” que se estila en nuestro país, faltan psicólogos experimentales que diluciden el insondable misterio de la fe política que aquí gastamos, en estos casos, ya clásicos, de repetida estafa electoral, de revenido lavado de cerebro que no estrena traje, cuya facilidad y reiteración asombra.

La tropa, de tanto tropezar en la misma piedra, la tiene hecha polvo, y ella misma no está mejor. A las estadísticas antes dichas me remito.

Así como en la física más clásica y conservadora, el “movimiento perpetuo” (Perpetuum mobile) es un imposible, sin embargo en la cinética pre y postelectoral del reino de España, que tiene algo de psicodélica, el timo deviene legal y eterno, sin aporte de energía extra ni consecuencias mayores. Una especie de falso milagro termodinámico, una suerte de negocio redondo, donde la entropía (llámenla si quieren pobreza) cae siempre del mismo lado.

Que las palabras se las lleva el viento, y las vuelve a traer a vuelta de ciclo, sin que nada ni nadie rompa el ensalmo.

Anuncios

Publicado el 16 octubre, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: