S & P

“Salir de la crisis es permanecer para siempre en la crisis”
(Ignacio Ramonet: ESTA CRISIS)

“Rajoy predicará la economía con alma, Sánchez no derogará la reforma laboral”
(El PERIODICO, 5 de octubre de 2015)

“Nuestra política, economía, publicidad y religiones (nuevas y viejas) están inundadas de credulidad. Los que tienen algo que vender, los que desean influir en la opinión pública, los que mandan, podría sugerir un escéptico, tienen un interés personal en no fomentar el escepticismo”
(Carl Sagan: EL MUNDO Y SUS DEMONIOS)

S & P, que como todo el mundo sabe oracula y profetiza, escatológicamente, al dictado de los dueños del dinero, es como un dios venal en pecado mortal, paradigma y ejemplo de esa corrupción que a fuerza de globalizarse, ha alcanzado ya las playas de la metafísica.

Quisiera explicarme mejor:
El día en que a las matemáticas se le enreden entre las ecuaciones las nieblas ideológicas que impone el vil metal, y a la hipotenusa de Pitagoras se le deslice, bajo cuerda, una “mordida” en la faltriquera del cateto mayor, podremos estar seguros de que al mundo Occidental, libre y democrático, le quedan dos días. Tan íntima es la relación que existe entre pensamiento crítico y democracia.

Y como esto ocurrió hace ya una semana (si no más), podemos asegurar que estamos, al día de hoy, éxitus postmorten con nota BBB, es decir, sobrepasando con nuestra corrupción perfecta y nuestros cuatro millones y pico de parados a cientos de países en nuestra loca carrera hacia la nada.

Las agencias de calificación (como Standar & Poor’s), son epifanías celestes, forofos de su propio cielo, que reparten hostias e indulgencias con la misma imparcialidad y cristiana caridad con que administraba mandobles Santiago “Matamoros”.

El trípode oráculo de las finanzas cojea siempre de la misma pata, y refiriéndose a España, advierte: “un entorno político fragmentado después de las elecciones de este año” podría conducir a que perdiéramos la gracia divina, la buena nota catecumenal, y la estima de los dioses del mercado, es decir, del becerro de oro que vigila y controla nuestra libertad política.

Mensaje que aunque pulcro en su ambigüedad, y oscuro en su forma (como debe ser todo mensaje divino), no aconseja, como todo el mundo sobrentiende, un gobierno fuerte y sin mezcla de contrario en torno a PODEMOS o similar fuerza política.

Estos pobres no reciben órdenes de los bancos ni tienen dinero, que es de lo que se alimentan este tipo de pitonisas áureas.

En la estela mística de esta “Nueva era”, ahora Rajoy ha descubierto en revelación de última hora (las elecciones aceleran conversiones) la importancia de lo “social” y la economía “con alma”, acercándose (nunca estuvieron lejos) a ese Sánchez (Pedro) que no derogará la reforma laboral.

Pueden reírse, que desahoga mucho.

Anuncios

Publicado el 6 octubre, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: