Archivos Mensuales: mayo 2015

Prefiero mirar por el telescopio a leer el horóscopo

Anuncios

Después de estrellarse contra las urnas, la gaviota caga desde las alturas sobre la democracia

Itzhak Perlman Manuel de Falla Danse Espagnole

Hagamos abstracción de la presencia de Reagan y colegas, y gocemos de esta maravilla.

Itzhak Perlman & Andy Statman Klezmer Orchestra – Flatbush Waltz (from “In The Fiddlers House”)

ESTOLIDEZ

franciscogranados-rajoy-cospe

Hay actitudes vitales que parecen proceder de la raíz profunda de la filosofía, y unir a las virtudes del escepticismo la fortaleza de la paciencia.

Pero esa actitud serena, que sin duda muchas veces nace de la experiencia y de una visión profunda de la realidad, otras no es más que una “pose” que esconde un miedo cerval o una encogida prudencia fruto del autoconocimiento.
Es en esta segunda modalidad de ataraxia en la que hemos de colocar a nuestro virtuoso y enigmático presidente Rajoy.

Sólo así cabe explicarse su actitud de ceguera voluntaria, la negación estólida y muda de los hechos, la huida imposible de la realidad y de su propia conciencia, la prohibición de preguntas y criminalización de manifestaciones que desde el principio de su mandato traban su lengua, corrompen su discurso, y embadurnan sus pasos. Acabarán reconociendo que, efectivamente, los “antisistema” eran ellos.
Ellos eran los auténticos enemigos de la democracia y de Occidente. Las termitas del Estado de derecho.

Esa huida hacia delante es una huida sin futuro, es una huida hacia ningún sitio, y aunque inclinado y tambaleante camina en busca de su eje de gravedad, impelido por los zurriagazos electorales y el miedo a ser descubierto, su marcha se acelera cada vez más, atraída por el suelo y amenazando trompazo.

Hay quien confunde su inercia y deseo de invisibilidad con “estabilidad”, y aunque nuestro presidente de gobierno mantiene la habilidad de apilar víctimas sobre las que empinarse para intentar un salto en el vacío, al otro lado sólo le aguarda su propio rostro en el espejo.

De esta crisis no están sacando sus victimas y los muertos que van quedando en el camino. Y una de esas victimas es la verdad.

Más sensato, virtuoso e inteligente, hubiera sido limpiar la cueva desde el principio, pero quizás la certeza de que el agua los arrastraría a todos, con parecida y merecida culpa, por el desagüe, los inhabilitó para librarse de la inmundicia. Hoy ya es demasiado tarde. Y “apesta”, que diría el Papa.

De la misma manera que el zumbido creciente de las moscas es anuncio de detritus, el zumbido constante de corruptos que orbitan su corona, señalan la fuente primera y última de la descomposición.

Y David encontró la honda

MAKUBA

Pongamos nuestro granito de arena… en el ojo del poder

EL SUEÑO DE LA RAZÓN PRODUCE MONSTRUOS

El sueño de la razón produce monstruos y los trompazos electorales alucinaciones.

Dice Esperanza Aguirre, iluminada por el resplandor de las urnas, que AHORA MADRID persigue acabar con la “civilización Occidental”, operación demoledora que al parecer va a comenzar por España, y más concretamente por su capital.

Y claro, ella se postula como salvadora del Occidente amenazado, y si hace falta del Oriente también (del orto al ocaso puestos a ello), junto a Granados y otros colegas de tropelías varias, como tropa guerrera, inspirada y talentosa.
Tropa y tercios que ya nos debe orientar sobre el Occidente que la postulante tiene en mente (a la altura concreta de su cartera), y que nos debe hacer dudar del norte e intereses que guían sus pasos e “ideas” (por llamarlas de alguna forma).

Proyecto político que tiene sus señas de identidad más conocidas en los maleteros de la Púnica, y sus logros más ilustres en el saqueo y privatización de los bienes públicos, junto a otras mordidas de rigor y costumbre.

Tamaña lucidez y análisis de la realidad ya nos explica muchas cosas, incluidas las deserciones recientes de tan dudosa y malhadada cruzada “occidental”, porque cuando uno (o una) tiene una cara que se la pisa (se acaba de designar ella misma “regeneradora” oficial) acaba por tropezarse con su propio rostro y curriculum en el espejo.

En sentido opuesto muchos pensamos que AHORA MADRID y otras “mareas ciudadanas” que en un santiamén han brotado, crecido, convencido y conseguido votos en los cuatro puntos cardinales de nuestra patria, sin más apoyo que la razón y la indignación frente a los golfos y otros “profesionales” de la política, son tan razonables, saludables e imparables, como las mareas del mar azul de verdad, tan occidentales como la lógica de Aristóteles, y tan universales como la ley de la gravedad.

Y que justamente han nacido para proteger a Occidente y su democracia, del ataque orquestado, globalizado y financiado (ilegalmente), de una tropa bárbara y delincuente, cuya sociedad “abierta” viaja “encerrada” en valijas de lujo, hacia paraísos fiscales y otras patrias amuralladas que no saben de fronteras, civilizaciones, o puntos cardinales.

Y es que no hay mayor sofisma ideológico que sostener y predicar con fe ciega y fanática, que dejar las manos sueltas a los ladrones desregulados, los vuelve honrados, civilizados, y eficientes.

Cabría pensar y defender que si Occidente es un “humanismo” digno de “conservar”, tiene más que ver con Grecia, el Renacimiento, Montaigne y la conquista (incluso revolucionaria) de derechos y luces, que con los recortes y expolio de estos derechos, la crueldad con los necesitados, el saqueo del trabajo ajeno y de los bienes públicos, el oscurantismo, el ataque a la educación y el salto rociero de la verja.

Para los defensores tecnócratas de su Occidente particular y privado, que las nuevas formaciones políticas practiquen y exijan “primarias” a los demás partidos, les resulta caprichoso y novedoso, cuando no “excesivamente democrático y helénico”.
Lo cual demuestra que efectivamente no han entendido nada (o no quieren entenderlo), porque si algo tienen claro los ciudadanos españoles a estas alturas de la película, es que la corrupción que nos ha llevado al desastre actual nace en los partidos, se alimenta y ampara en sus aparatos, y se trasmite y contagia a la sociedad, que en última instancia es la que paga la factura.

¿O dónde estaban los aparatos “orgánicos” de los partidos (incluidos jueces, fiscales y voceros mediáticos), todos estos años mientras se saqueaba y corrompía el Estado?

Si de algo es consciente el ciudadano español es que se le consulta poco, y de que con mayor pecado y peores consecuencias, las decisiones importantes no pasan por sus manos.
Consultando la soberanía popular como es obligado y propio de “Occidente” ¿España habría entrado en la guerra de Irak, que al final fue decisión justificada en la mentira y guiada por intereses personales y privados?

El Tribunal Constitucional considera que las plusvalías y beneficios de los bancos (muchos de ellos rescatados con dinero público que no han devuelto) están por encima del derecho constitucional a la vivienda, y mediante reciente y sorprendente sentencia da apoyo legal al desahucio de familias enteras (incluidos niños y ancianos). Se justifica el alto tribunal en que nuestra Constitución es como es.

Muy sensatamente, un representante de Izquierda Unida concluye de esta sentencia y argumento jurídico que entonces es nuestra Constitución la que tiene un problema. Y gordo.

¿Alguien puede considerar serio hablar de la regeneración y refundación del PP sin hablar de la regeneración y refundación del PSOE, y sin acometer muy seriamente y como medida higiénica la regeneración y refundación de nuestra Constitución, que ha sido el soporte legal y político de la corrupción actual?

Marcos Benavent, yonqui del dinero y oficiante del mangue (leo en noticia de hoy mismo), tras entregar al juzgado los discos duros que otros borran, pretende servir a la verdad regeneradora describiendo y explicando el modus operandi de los “defensores de Occidente”, made in PP.

Eso, más que una “cruzada” es una cruz sobre nuestras espaldas, pero ese es (junto a la devolución del dinero) el único camino de la regeneración.

La lata que da el trabajo

A %d blogueros les gusta esto: